ESPAÑA, EL PAIS DE LA PICARESCA.


La noticia: Hoy comienza el juicio por presunta estafa a la Seguridad Social contra la Campanario, mujer de Jesulín de Ubrique, acusada de pagar 18.000 € para conseguir indebidamente, con suplantación incluida, una pensión de invalidez para su madre.

Ayer, coincidiendo con esta noticia, Antena 3 emitió un reportaje de investigación de otros fraudes en España. Entre ellos, me llamó la atención un pequeño barrio en Granada, donde hay más de 1800 imputados por estafa a la Seguridad social, cobraban el subsidio de desempleo (los 420€ de Zapatero) durante más de año y medio, sin haber trabajado en ninguna empresa.

Está claro que somos el país del “Lazarillo de Tormes”, y eso ya está en nuestros genes. España tiene en su ADN la picaresca, la pillería y el escaqueo.

Históricamente, esta forma de ser tan particular nos ha venido bien para salir adelante en épocas muy duras, como por ejemplo en los años de la postguerra, donde había que buscarse la vida literalmente como fuera, y la prioridad era sobrevivir. Incluso en años tan difíciles, los más arriesgados hicieron dinero, ¿quién no ha oído hablar, normalmente con admiración, de personas que hacían “estraperlo”?

Pues bien, esta pillería la hemos ido heredando sin darnos ni cuenta, nos la han transmitido nuestros mayores y nosotros le hemos dado el peor de los usos. La picaresca, que en otra época nos sirvió para sobrevivir, actualmente nos está matando, es nuestro cáncer y el principal lastre que tenemos para salir de la crisis en la que estamos, solo hay que fijarse en los siguientes datos:

1.-) Tenemos más del doble de paro que la media europea. Sin embargo, ¿quién se puede creer que en España haya un 20% de paro real? Nadie, porque simplemente es insostenible. Todos sabemos que muchos están cobrando del paro y a la vez están haciendo sus “chapuzitas” para sacarse un sobresueldo. Hay parados que no quieren que les den de alta para cobrar 900 euros al mes, cuando ganan mucho más cobrando el subsidio y haciendo un par de trabajitos extras al mes. Todos conocemos casos, y nadie se escandaliza. También hay empresarios sin escrúpulos que tienen trabajadores sin asegurar, incluso extranjeros sin papeles, para ahorrarse la seguridad social. Es la llamada economía sumergida.

2.-) A la cifra del paro habría que añadir el dato del absentismo laboral: En España presentamos un índice de absentismo del 10 % mientras que en Europa roza el 5%. Es decir, tenemos el doble de vagos que la media europea. Traducido a números, según la CEOE, cerca de un millón de trabajadores no acude cada día a su puesto de trabajo, tanto en el sector público como privado, de los que 400.000 son verdaderos “profesionales” en esto de no ir al tajo. Además, en la Administración, el absentismo llega a niveles del 20%. ¿Cuántos trabajadores y funcionarios están de baja médica en la seguridad social, y sin embargo están trabajando, por ejemplo, en el bar del hermano?.

3.-) Por último, yo incluiría las conductas y prácticas irregulares, pero socialmente admitidas y habituales de los españoles: En España es generalizado facturar lo menos posible, ¿os suena la pregunta… vas a querer factura o lo quieres sin iva?. Por supuesto, también es deporte nacional declarar lo mínimo en la declaración de renta, aun a riesgo de que nos pillen. Y como no, el escriturar las compraventas de inmuebles por debajo del valor de compra para pagar menos impuesto, es más yo me pregunto si ¿hay alguien que escriture por el valor real?. También, tenemos el dudoso honor de ser el primer pais del mundo en algo… en descargas ilegales por internet. Por último, no olvidemos que nuestros políticos precisamente no son el mejor espejo de rectitud y honradez en el que mirarnos, casos como Gürtel o los EREs irregulares de Andalucía lo dicen todo.

Todo esto es lo que yo llamo picaresca a la española, y que, junto con la falta de valores y compromiso, es lo que está hundiendo al país.

Hoy en día somos una sociedad que no está acostumbrada al sacrificio, no premiamos el esfuerzo, no somos nada competitivos, preferimos el dinero fácil al dinero que cuesta sudar, por eso hace años nos hicimos especialistas en la “especulación inmobiliaria”, y así nos ha ido. Aquí nos reíamos de quien trabajaba duro, nos burlamos de los trabajadores responsables diciéndoles: Estás tonto, ¿qué crees, que vas a heredar la empresa?. Por tanto, es normal que aquí en España no queramos ni oir hablar de vincular los salarios a la productividad, porque muchos apenas cobrarían, queremos que siga subiendo el sueldo todos los años, si es por encima del IPC todavía mejor, se trabaje lo que se trabaje y le vaya a la empresa como le vaya.

Con esta genética, no es de extrañar que en España la mayoría soñemos con ser funcionarios…, esos privilegiados que pase lo que pase cobran igual al final de mes, esa estirpe tan diligente, que es capaz de controlar de reojo a toda la cola de su ventanilla mientras habla por el móvil con su vecina, y a la vez tan delicada, a la que un simple resfriado le tarda diez días en curar. (Sólo en la comunidad de Madrid se han detectado 3.779 funcionarios “sanos” dados de baja)

En fin, ironías a parte, yo creo que el mayor problema de España, exceptuando a ZP claro está, es que, la sociedad actual tiene una falta de valores y compromiso alarmante y generalizada, y abusamos en exceso de la picaresca y del escaqueo con mayúsculas. La mayoría de los hombres de mi edad tuvimos una preparación muy buena en la gran escuela del escaqueo que era “la mili”. Ahí ya nos inculcaban y nos instruían en el noble arte de no hacer nada durante el mayor tiempo posible, para poder luego aplicarlo a la vida real.

Moraleja: El problema y la solución está en nosotros mismos.

Anuncios

7 Responses to ESPAÑA, EL PAIS DE LA PICARESCA.

  1. David Martinez says:

    Excelente artículo. Verdadero y bien orientado. Sólo un apunte, la misma picaresca (un eufemismo para definir la corrupción muchas veces) hace que el problema sea circular. Es decir, la falta de productividad colectiva suele implicar “personas que critican mucho pero que se movilizan poco”, y por tanto tienen poca iniciativa para cambiar las cosas que van mal. A su vez, esa actitud favorece que los gobernantes, vivan para el contentamiento general por medio del engaño, y en la práctica sin embargo, traten de recaudar más impuestos, tasas, etc., a los pocos que verdaderamente dan el callo, o se inventen necesidades donde no las hay, dando más argumentos para que la ciudadanía piense que la picaresca es una defensa legítima, cuando no lo es.
    Es desde la comprensión individual de que hemos de ser críticos previamente con nosotros mismos (no echando la culpa a otros), como se producen cambios colectivos duraderos.

  2. Vicent says:

    Completamente de acuerdo con el artículo y contigo David.
    Yo también creo que, del pozo dónde nos hemos metido, no nos pueden sacar nuestros mediocres políticos sino cambiamos radicalmente de actitud nosotros mismos. La solución está en nuestras manos ya que, cuando queremos y nos lo proponemos, somos tan buenos como los que más.

  3. vayaboca says:

    David, Vicent, gracias por comentar.
    El primer paso para aprender de nuestros errores es reconocerlos primero, y después querer cambiarlos.
    Y como apunta David, cualquier reacción o movilización masiva siempre empieza primero por pequeños, pero firmes, cambios individuales.

  4. Mal que nos pese says:

    Mal que nos pese la situación en la que nos encontramos tiene una difícil salida, porque quienes no hace más de dos años estaban ganando sueldos de tres o cuatro mil euros al mes haciendo horas extras en la construcción; tal situación, muy por encima de cualquier empleado,les dio alas para acudir a los bancos y endeudarse hasta las cejas.Los mil quinientos euros de hipoteca mensual la podian soportar con desahogo, pero no se pensaba ni en los plazos , 30 años , ni en la finalización de la bonanza constructora aunque estaba en boca de todos que construir tanto como Alemania y Reino Unido juntos no era sostenible.Quienes pudieron haber echado el freno, por su afán de lucro no lo hicieron, éstos eran los bancos y cajas de ahorro, ahora están pagando las consecuencias.Si se aprobase en las Cortes una Ley , como ya existe en EEUU por la que con la entrega de las llaves se saldara la deuda del hipotecado comenzaría a verse la salida del tunel, aunque no fuera con efectos retroactivos y quienes no se atreven a comprar una vivienda lo harían eso si, los bancos endurecerían las condicones de los prestamos.

  5. vayaboca says:

    Aprobar esa Ley que dices de cancelar la deuda hipotecaria con la entrega del inmueble hipotecado (dación en pago), igual a largo plazo pudiera ser beneficiosa, pero a corto plazo supondría que los bancos cerrarían el grifo todavía más, ya que sólo concederían préstamos con unas tasaciones del 50% en vez del 80%, y a personas solventes como los funcionarios ¿y quien es funcionario y tiene hoy en día ahorrado en metálico el otro 50% más los gastos para comprar una vivienda?. Yo no tengo ninguna de las dos condiciones.

  6. Pere Antoni says:

    Donsc abans era zapa el dolent, ara rajoy l’ha superat amb excreix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: